Saltar al contenido

Mariana

Esa es mi mujer amada,
Esa la misma que anuncia su llegada;
Esa hermosura fragante de la noche y el alba,
Esa mi bella señora vanagloriada.

A %d blogueros les gusta esto: