Saltar al contenido

2010

Cuando nos conocimos yo ya había aprendido los gustos de los hombres y tenía ritmo seductor para ellos.

Mis senos aún eran bastante pequeños y tímidos. Rosados y estaban todo el día excitados.

Para Noia

En los días a que trascurrieron a continuacion el tiempo pasaba lento ocultando la sensualidad de mi cuerpo tras una túnica de preceptos y reglas antiguas.

Yo era un poco atrevida. Me sentía aburrida. estaba ansiosa de que las cosas fueran diferentes, cansada de los sueños que no se cumplían, aburrida de la rutina.

La rutina me había llevado a sus brazos, a los brazos de un amante que poco sabia de amar, que pensaba diferente y deseaba una vida tranquila. Cosas distintas que mi cuerpo burbujeante de hormonas pensaba irrelevantes.
Un amante con limitaciones poco sabe de amar. Poco, cuan poco sabe amar.

Estaba loca, deseosa de deseo, ansiosa de que un poco de adrenalina corriera por mi cuerpo, mi maldito cuerpo que desea vivir.

Noia era una mujer de esas que vive con el fuego en los labios. Era mi modelo a seguir, un poco de su lujuria de vez en cuando impregnaba en mi piel, y entonces yo podía sentir la estática jugueteando en los bellos de mi piel.

Primera vez. De nuevo

A veces tengo tanta ira dentro de  mi que me gustaría gritar,
volverme loca.
Pero estoy sola, lejos de ti, lejos de tus brazos.
Estoy lejos y el deseo crece.

Soy una mujer ansiosa, con ansias que no se detienen
Estoy deseosa de verte, tenerte y por fin permitir que mi venganza tome forma.

Estoy esperándote.

¿Esta soy yo?

Muchas veces me siento frente al espejo y me pregunto ¿quien soy?, miro mis ojeras esperando que ellas me hablen, quiza dirían que necesito mas horas de sueño. O quizá no digan nada.
Muchas veces nos preguntamos a nosotros mismos quienes somos, o como realmetne somos. Unos hablan siempre de lo bueno, y muchas veces se preocupan demasiado por exagerar sus virtudes. A veces prefiero exagerar mis defectos, es una comisión más interesante que dedicarme a hablar sobre lo maravillosa que creo ser. Y así es como nace la chica del garfio.

*Da click para ver en grande
Usa una máscara de pez en el rostro, un garfio en la mano y un lindo vestido amarillo.
A %d blogueros les gusta esto: