Saltar al contenido

¿Para qué más?

Tengo en el pecho el intenso dolor, carcome uno a uno mis músculos, mis sentidos. Pero continúo negándolo, evadiendo. Escapando.