Saltar al contenido

Favoritos de Enero

Hace tiempo que tenía muchas ganas de hacer un post con las cosas que me han gustado durante el mes. Quería publicar esto antes, pero estuve a tope de trabajo. Pero hoy me he robado unos minutos de la noche para terminar de dibujarlo. ¡Espero que lo disfruten!

  1. Agua tibia con limón: este mes me he convertido en fan del agua tibia con limón.
  2. No soy ese tipo de chica: El libro de Lena Dunham me lo prestó mi mejor amiga, y me gusta porque  la autora cuenta de forma franca sus experiencias, miedos e historias de su vida.
  3. Entrar al mar: Aunque no lo crean la primera vez que me metí al mar fue en Enero, me gustó aunque estaba nerviosa.
  4. Hummus de garbanzo casero: Fran y yo por primera vez preparamos hummus de garbanzo casero y nos quedó riquísimo.
  5. Sorbete con forma de corazón: encontré mi sorbete con forma de corazón.
  6. Repuesto para lapiz Wacom: la mina del lapiz de mi Wacom medía menos de 3 milímetros.
  7. Sing: Fui a ver esta película y quedé encantada, me gustó la paleta de colores, las tomas y los personajes. Se la recomiendo a todas las personas a las que les gustan los musicales y las películas animadas.
¡Tengan una buena noche!

Hourly Comic Day

Cada 1ero de Febrero se celebra el Hourly Comic Day. Este challenge se trata de hacer un cómic diferente durante cada hora del día; hoy por primera vez me sume a realizarlo.

Les confieso que  fue una experiencia estresante y realmente divertida. Debo empezar contándoles que había olvidado por completo que era el día del challenge, y al principio estaba muy preocupada por los pendientes diarios que tenía que entregar para el trabajo, por las cosas que podrían pedirme durante el día, y por un sin número de cosas más. Durante unos minutos estuve acostada en la cama pensando: no lo voy a lograr, no me va a salir, voy a fallar, me voy a volver loca con el trabajo, el reto va a quedar inconcluso, y otro tanto de cosas más que en este momento ya no vale la pena contarles.

Entonces pensé: ¡AL DIABLO TODO! Me levanté y empecé agarré el cuaderno y no tenía idea por donde empezar. Y sin tener idea de qué estaba haciendo, o cómo quería que se viera, empecé a dibujar. Después de un rato de estar trabajando en las historias superé e miedo y los pensamientos negativos y fui consciente de que podía lograrlo.

Aquí les eso las ilustraciones con la hora y una pequeña historia sobre cada una.

De 6 AM a 7 AM:
En la últimas semanas he despertado antes de que suena la alarma, y me siento genial cada vez que lo hago, y el después de algunos minutos u horas se enciende el despertador.


De 7 AM a 8 AM: 
Me parece muy extraño cuando llegan mensajes a las 7 de la mañana con pedidos de clientes o consultas.

De 8 AM a 9 AM:
Despertar temprano y empezar a trabajar antes de la hora indicada es una cosa, que aunque no lo crean, disfruto mucho. Aprovecho mejor el día, y realizo todas mis actividades con tranquilidad. También me da tiempo para despertar personas.


De 9 AM a 10 AM:

Lo admito: soy obsesiva compulsiva. Pero con el tiempo he aprendido a sacarle provecho a esa “enfermedad” y la he convertido en mi mejor aliada para ordenar el trabajo. En mi computadora organizo todo por años, meses y días, y optimizo la búsqueda de archivos. Y claro, mientras inicio el mes creando las nuevas carpetas el Internet falla.

De 10 AM a 11 AM:
Ese mágico momento en el que abres Spotify y encuentras el playlist de una de tus bandas favoritas de la adolescencia. Pasé el resto de la mañana cantando las canciones de Kudai y recordé muchos momentos con amigos que no veo hace tiempo. Solo fue un poco incómodo cantar mientras hablaba por teléfono.

De 11 AM a 12 PM:
La noche anterior se rompió una tubería en la casa que queda frente a la mía, y para repararla sin avisar cortaron el agua a las 2 manzanas. Me di cuenta que no teníamos agua cuando quería lavarme las manos.


De 12 PM a 1 PM:
Desde que tengo mi memoria mi mamá llega del trabajo y trae algo rico para comer, puede ser pan Cara Sucia, Roscones rojos, galletas de sal, suspiros, cupcakes, pies o lo que sea que encuentre en el camino. En esta ocasión llegó con panes de ajo y como pueden darse cuenta me encantan.

De 1 PM a 2 PM:
Mis jornadas de trabajo tienen picos en los que tengo de muchas cosas por hacer y picos en los que estoy relajada sin pendientes, ni obligaciones.

De 2 PM a 3 PM:
Todos los días hay al menos una hora de locura laboral en as que e piden artes como si pudiera dividirme en 3 personas y, bueno, si amerita el caso trabajo como si existieran 3 igualitas a mi.

De 3 PM – 4 PM:
La hora del almuerzo: fideo con camarón. Me encantan los mariscos y morir era fideo quedaba bien un le añadiera queso parmesano.
Por otro lado me dieron grandes noticias: regresó el agua.

De 4 PM – 5 PM:
Hay momentos en los que se sale la bestia peluda que vive en mi interior. Ella les manda muchos besos a la distancia.
Tratenla con cuidado, a veces muerde.

De 5 PM a 6 PM:
“Cerramos el kiosko para tomar una siesta, lamentamos las molestias.”
Esto realmente me pasa, cuando me quedo dormida es difícil que algo me despierte.

De 7 PM a 8 Pm:
Después de despertar me toma un tiempo ordenar mis ideas, encender la inspiración y comenzar a trabajar. Y por si acaso se lo estaban preguntando: sí, mi inspiración usa un traje de unicornio con un listón en el cuello.

8 PM – 9 PM:

Terminado el trabajo puedo sumergirme con tranquilidad en mi lugar seguro: los cuadernos de dibujo, el té y mi blog.

De 9 PM – 10 PM:
A la última ilustración del reto le use más cariño. Alcé los lápices y guardé los borradores, en breve cerraré el cuaderno y me iré a dormir pensando en peces, árboles y estrellas para ilustrar mañana.

Muchas gracias si llegaste aquí y leíste todo. Estoy orgullosa de este proceso

Deja un comentario mencionando cuál es su ilustración favorita, voy a colorear la que tenga más votos.

¡Feliz noche!