Cuando nos conocimos yo ya había aprendido los gustos de los hombres y tenía ritmo seductor para ellos.

Mis senos aún eran bastante pequeños y tímidos. Rosados y estaban todo el día excitados.