Saltar al contenido

Sobre independendizarse, 7 razones para vivir solo

*Photo by Julian Hochgesang on Unsplash

Lo que me motivó a vivir sola.

Me fui a vivir sola en el 2018. Lo hice para crecer, por salud mental.

Y aún siento la necesidad de aclarar que me fui a vivir SOLA, no con un novio, o amiga.
Al principio, cuando le contaba a las personas sobre este gran hito en mi vida todas asumían que mi (en ese entonces) novio vivía conmigo. A todos se les hacía extraño que decidiera salir de la casa de mi mamá para estar sola en un departamento, y no para estar con mi pareja. Nadie comprendía que yo anhelara soledad e independencia. Cosas de la sociedad religiosa y conservadora en la que vivo no termina de concebir: “una mujer sale de su casa casada o nunca sale”.

Pero para mí el punto siempre fue claro: me fui a vivir sola porque quería aprender a ser independiente antes de pensar en vivir con otra persona.
Quería saber de qué era capaz y de qué no era capaz, habitar con la soledad, descubrir cuáles serían las reglas para mí en esta nueva vida. No deseaba transitar de ser hija a ser pareja. Como si pasara de “pertenecer a mis padres”, a “pertenecer a una relación”. Quería pertenecerme a mí misma. Veía la necesidad de saber quién era yo sin otros. Y así lo hice, viví sola 1 año y 2 meses.

Vivir sola fue un viaje. Pasé de la casa de mi madre a un departamento pequeño con 2 ambientes, y totalmente vacío. No tenía nada, ni siquiera una cama. Pero también fue un viaje para madurar.

*Estas fotos son del día que dejé el departamento de 2 ambientes y me mudé con Fran a una casa. En las cajas están las pocas cosas que tenía cuando llegué.

Había sido una hija durante 28 años, no había administrado una casa nunca. Y no se me había ocurrido que para vivir solo se necesitan cosas, y no hablo solo de actitudes como responsabilidad, organización y valentía. También se necesitan cosas materiales como una cama donde descansar, toallas para el baño y una cocina para preparar alimentos. Y como ya dije, yo no tenía nada.

Nunca antes del día que me mudé se me había ocurrido que era necesario comprar una cama, ¿para qué quería yo comprar una cama propia si ya había una donde dormir en casa de mi mamá?, ¿dónde consigo una mesa a buen precio? Eran cosas tan básicas que no se me había ocurrido pensar en ellas, como “hija” lo había dado por sentado todo. Como si solo pestañear hiciera que aparecieran las cosas en la casa. Sin embargo si tenía libros, cuadernos de dibujo y lápices por montón.

*Páginas de mi diario ilustrado cuando me independicé.

¿Tenía miedo? Por supuesto que sí, tenía miedo todo el tiempo. El primer mes fue difícil y a pesar de era algo que deseaba profundamente me sentía sola y el silencio del departamento me aterraba.

La primera noche el sonido de los árboles no me dejaba conciliar el sueño, las sirenas a lo lejos avecinaban peligro. El movimiento de las celosias de vidrio cuando pasaba un auto me recordaban el terremoto del 2016 en Ecuador. Sin embargo sabía que no había marcha atrás, que aunque fuera incómodo al principio era lo que había deseado durante mucho tiempo.

*Páginas de mi diario ilustrado cuando me independicé.

Después de un tiempo me acostumbré tanto a la soledad que cuando me casé y empecé a vivir con Fran me parecía extraño que alguien más estuviera en mi casa todo el día. Aún me sentía como anfitriona.
Al final el miedo menguó y adapté ese pequeño departamento vacío en mi hogar.

El 10 de agosto del 2018 fue mi grito de independencia y a días de cumplir 3 años de este suceso rememoro el camino transitado.

7 razones para vivir solo en algún momento de tu existencia:

  1. Es la oportunidad para volverse independiente. ¿No sabes lavar la ropa? ¿No te gusta ir a la tienda? ¿No tienes idea dónde están las medias recién lavadas? Una de las principales ventajas de vivir solo es que te vuelves una persona independiente, aprendes a llevar tu mismo tu vida.
  2. Desarrollarás confianza en ti mismo. Llegará el momento en el que sabrás que tu mismo puedes resolver cualquier inconveniente que te encuentres en el camino. Esa necesidad por que alguien te diga qué hacer, cómo hacerlo o dónde hacerlo terminará. Con prueba y error aprenderás cómo se hacen las cosas y que puedes encontrar solución a cualquier inconveniente que se presente.
  3. Aprenderás a ser responsable. ¿Todos te llaman el flojo o vago de la casa? ¿Nunca antes has recordado la fecha de cobro de los servicios básicos? ¿Nunca te levantabas temprano solo? Cuando vives solo te das cuenta que nadie más las hará estas cosas por ti y que necesitas ejercitar tu músculo de la responsabilidad que llevaba años dormido. Es verdad que podrías fracasar al principio, pero créeme, tarde o temprano la responsabilidad hará que te despiertes temprano, o recuerdes el día que pasa el recolector de basura.
  4. Aprenderás nuevas habilidades. La necesidad es el mejor maestro. Si no fuera porque necesitaba comer, quizá nunca hubiera aprendido a cocinar. Este será el momento en el que descubras todas las que cosas que puedes hacer y que no habías imaginado.
  5. Inspiración y deseo de trabajar. ¿Te ha pasado que comienzas un nuevo proyecto y te llaman a comer? ¿O te dan lata porque no sacaste los vasos del cuarto? ¿Qué hay de que tu hermano aparezca para tomar tus pertenencias? Todas estas situaciones serán cosa del pasado cuando vives solo. Ya no habrá personas que te distraigan cuando estés a punto de empezar un nuevo proyecto. ¡El cielo es el límite!
  6. Descubre la libertad. ¿Sabes cómo se ve la vida que quieres vivir? Vivir solo te ayudará a descubrir cómo se ve la vida que anhelas tener. Cuáles serán tus horarios, tus costumbres. Qué te gusta desayunar, y qué no.
  7. Tener tu propio espacio te hará sentir seguro. Día largo, discutiste con alguien, has pasado horas conviviendo con amigos. Sea lo que sea que te drenara energías déjame decirte que la paz que sentirás al llegar a ese lugar que es solo para ti, donde están las cosas a tu manera, donde la vida se vive a tu ritmo no tiene comparación. ¡Hola descanso!
Te podría interesar:
  • Abrazar la soledad, un viaje para aprender a estar solo. Click aquí.
  • 7 Incredible Things That Happen Once You Learn to Love Being Alone. Leer aquí.

Sígueme

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

La casa de los tréboles

Cuando era niña me gustaba pasar las horas en el jardín de mi abuela jugando, mirando las plantas, buscando tréboles de 4 hojas entre todos los que crecían entre los rosales.

Me gusta pensar en este lugar como la casa de los tréboles, algunas veces encontré tréboles con 4 hojas, otras con 7 hojas.

Proceso

Para esta ilustración realicé 2 bocetos, uno solo a lápiz para tener clara la composición. Y el segundo fue un boceto de formato pequeño fue pintado con acuarela para definir los colores y un poco el estilo que usaría.

Sígueme

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Arte Terapia y Self-Love

Una de las situaciones que viví a raíz de la cuarentena por COVID fue que mi ansiedad y estrés aún entraron seriamente y empezaron a que afectar mi creatividad y motivación. Todos los días sentía que estaba en modo Sobrevivencia, al llegar la noche me encontraba tan exhausta mental y emocionalmente por esforzarme para ser funcional en el trabajo que perdí la conexión con mi creatividad y leo deseo para dibujar.

Esa fue una de las razones por las que hace unos meses me inscribí en un curso de Arte Terapia guiado por una psicóloga, porque quería trabajar en mi autoestima, confianza y sin darme cuenta terminé recolectando con mi lado creativo.

A veces me resulta más fácil desarrollar una tarea que alguien más te pone, que crear desde cero.

Proceso

Para esta sesión usé unos trozos de papel Canson que adquirí entre el 2008 y 2012, el tono amarillo es porque el papel envejeció por el mal almacenaje.

El tono amarillento que el papel cogió a través de los años le da un toque diferente, vintage a la ilustración.

Utilicé lápices de colores acuarelables. Después de dedicarme por mucho tiempo a la ilustración digital usar medios tradicionales me saca de mi zona de confort, y me invita a ser más cuidadosa. En la segunda imagen pueden ver que hice un mini boceto con la combinación de colores para asegurarme que me gustaría el resultado final.

¿Ustedes cómo se reencuentran con la creatividad?

Sígueme

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Por qué hablar sobre la violencia de género

Conozco a muchas personas (hombres y mujeres por igual) convencidos que la violencia de género es un asunto aislado, de gente extraña, de desconocidos sin rostro. Un tema de décadas pasadas. Algo que solo le ocurre a “cierto tipo de personas,” a ciertas clases sociales o problemas de lugares específicos del mundo como Medio Oriente.

Pero la violencia de género es un mal universal, una enfermedad del día a día en para muchas personas. Este cancer cobra vidas con tanta regularidad que nos desensibiliza ante él, y nos parece tan normal que se hacen bromas sobre él.
Visibilizar la violencia de género es un paso importante para sacarla de la oscuridad, y poder trabajar en transformar la historia. Aprender del pasado para mejorar el presente y cambiar el futuro.

“Sola no puedo cambiar al mundo, pero puedo tirar una piedra al agua para crear muchas ondas.”

Teresa de Calcuta
Foto vía france24.com
Continue Reading →

14 lecciones sobre un Schnauzer cachorro

Desde hace unas semanas tenemos un cachorro en casa. Esta es la primera vez en mi vida que tengo la responsabilidad de educar uno. Crecí con perros, siempre en casa hemos tenido uno, pero nunca los he entrenado.
Este es el viaje de aprendizaje de Pepper como cachorro y de nosotros como sus humanos.

27 de febrero 2021
21 de febrero 2021

Pepper es un Schnauzer Pimienta macho, tiene 2 meses y 6 días. Una cruza entre un Schn1auzer mediano, y un Schnauzer miniatura. Tenemos en duda cuál será su estatura de adulto y a cuál se parecerá.

Continue Reading →

Felices fiestas

Mood para las fiestas ha sido dormir más de la cuenta en los últimos días. Hay días que esta bien bien ser perezoso, ir lento y dormir todo lo que tu cuerpo aguante.

Sobre todo después de un año como este en el que en algunas ocasiones ha sido un poco cuesta arriba mantener buena actitud y ser optimista todo el tiempo.

Facebook – Instagram – Ko-fi – Society6

Despierta

Los silencios nos poseen.
Una espesa bruma transita entre nosotros como un muro que nos separa, nos aísla al uno del otro.
Navegas en el mar donde estalla la tormenta de tus pensamientos. Y caes repetidas veces en el dolor, y te revuelcas en el sufrimiento porque no sabes cómo detenerlo.
Libras esta batalla en soledad, no permites que nadie te ayude, que nada te salve. Y solo soy una espectadora en esta trágica historia, en este martirio sin principio ni final.

La soledad se ve de un tono desde los ojos de quien la siente, la soledad se ve de un color en extremo contrario desde la perspectiva del observador.
Duelos distintos, similares y dispares. La misma batalla desde trincheras diferentes. El mismo dolor en lenguajes incompatibles que tratan de encontrarse, de sanarse y no lo logran.

Absortos en un mundo de dolor. Absortos en la desesperanza, la agonía y el sufrimiento.

Mírame por favor. Despierta.

Te veo a mi lado pero realmente ya no estás. Ahora eres un cascaron vacío de quien fuiste en algún momento. Eres un versión mal hecha de ti mismo. Eres una versión que duele a la vista y el corazón.

La vida se ha escapado de ti. O quizá tú estás escapando de ella con desesperación porque no encuentras cómo solucionarlo. Tus ojos pasan sobre mi sin registrarme. No existo, me has convertido en un objeto inerte e inútil del fondo de un estante, soy un trozo insignificante de la decoración que ya ha pasado de moda.
Nadie existe en tu vida. En esta pesadilla que el lado más oscuro de tu mente ha creado no hay nadie más que tú, tu dolor y los pensamientos de culpa y vergüenza En los que te has obsesionado.

Estás sumido en un sueño profundo, en un pesadilla sin final.

Por favor, despierta.

Busco respuestas en tu rostro, algún atisbo de esperanza, alguna razón para creer que el hechizo podría romperse. Pero la respuesta es dolorosa: solo encuentro una muralla.

¿Estas ahí? Respóndeme, ¿sigues ahí?
La pregunta no encuentra sentido y se pierde en el infinito vacío de los sueños deshechos, de las esperanzas rotas, se pierde en el aire viciado del dolor que sale por tus poros, y desaparece.

¿Me escuchas? Te quiero. Por favor despierta.

Sígueme

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

A %d blogueros les gusta esto: