Sólo me quedan tus fotos para recordar e intentar sonreír, para recrear el pasado en mi cabeza, para creer que soy feliz, pero nada es suficiente para mi, nada está completo aquí.
Cierro los ojos queriendo creer, queriendo sentir pero ya no se nada, y a veces la tristeza es tanta qué olvido como escribir.