Mi cuaderno de bocetos es mi cosa favorita —sea cual sea el de turno—, lo llevo a todas partes, dibujo o escribo en el siempre que puedo, y lo comparto con mis clases, a veces no si se es mi cuaderno de clases o mi bocetero. Muy a menudo ocurren historias extrañas, divertidas o sin sentido al rededor de el, estas son unas pocas de las que recuerdo:

Durante clases de inglés:

—¡Que chévere!, ¿este es tú cuaderno de dibujo?
—No, es mi cuaderno de clases
—¿De clases de inglés?
—No, el de todas las clases

Una noche en mi cuarto panza abajo:
Mi mamá entra a mi habitación y me encuentra acostada boca abajo dibujando en mi cuaderno, a lo que me dice:
—No deberías estar haciendo deberes?
—Eso hago, tengo que diseñar un personaje basado en un animal. Escogí un ratón.
—Contigo nunca se cuando haces deberes y cuando dibujas porque quieres, deberías usar unos cartelitos, uno que diga: “esto si es deber” y otro que diga: “esto es porque quiero dibujar.”

La conciencia:
Mi profesor de inglés me pidió el cuaderno para mirar los dibujos en el y mientras pasaba las páginas atentamente yo pensaba: ¿Tengo dibujos hardcore en este cuaderno?
Robocop en inglés:
Un día en clase de inglés uno de mis compañeros más cercanos se puso a mirar mi cuaderno. Girando las paginas llego a la ilustración de Robocop a lo que dijo:
—Oh por Dios, es Robocop, que vacan que está. Voy a robarlo
Estuvo mirándolo unos 10 minutos, luego le pedí el cuaderno porque tenía que anotar lo que el profesor estaba escribiendo en la pizarra; al terminar de hacer esto me quitó el cuaderno de nuevo y estuvo mirando a Robocop otros 10 minutos más; hizo esto 3 veces, hasta que se acabó la clase.
En casa:
Mi hermano, que es vendedor, cuando me ve más de 6 horas pegada al cuaderno dibujando me dice:
—No te aburres de hacer eso todo el día?
—¿No te aburres de vender todos los días?
Mientras dibujaba a la chica buzo:
La chica que estaba sentada a mi lado en clase de inglés se dio cuenta que yo dibujaba en mi cuaderno, coló su cabeza sobre mi hombro para mirar mejor, observó durante unos 5 minutos, levantó la mano y dijo:
—Miss, Estefanía está endemoniada
¿Cuál es tu historia favorita?