Días como hoy fantaseo con las formas para acabar con mi vida.
Imagino la forma en la que el cuchillo rebanará mi piel.

Estoy perdiendo el control, perdiendo el sentido común.

Más fuerte es el miedo, el asco, la desesperación. Días como hoy me golpeo hasta lograr entumecer mis sentidos, mi alama.