A veces tengo días que no son lo que esperaba y en los que prefiero quedarme en casa sin hablar o ver a otras personas. En esos momentos mi terapia para re encontrar la paz y la armonía de mi alma es dibujar o pintar; mi mente se aclara, abrazo mis miedos y mis pensamientos vuelven a enfocarse en mis metas.

Esta es una ilustración basada en una imagen que vi en Internet.