Una de las cosas que más disfruto es flotar en una piscina, sentir como mi cuerpo es tan ligero que puede mantenerse sobre el agua, y dejarse llevar de un lado a otro, y junto al va y bien del agua sentir como cada uno de mis pensamientos se disipan.