Esta es una de las reflexiones que tuve esta mañana cuando vi mi cabello alborotado en el espejo.