Mientras miraba Unbreakable Kimmy Schmidt recordé una de mis pesadillas recurrentes: Tengo los dientes flojos y se caen; los toco con la lengua y siento como se mueven en mis encías, siento como se acomodan y desacomodan. Están flojos, unidos solo por hilo, como ocurren durante la infancia y todos los dientes se sueltan de las encías.
Durante el sueño mantengo la boca cerrada para que no se caiga, pero de la misma que ocurría cuando tenía 6 años, no puedo evitar tocarlos, moverlos y provocar que se suelten más.

Desde que recuerdo cada vez que estoy preocupada tengo pesadillas en la noche. En estos días no he tenido ganas de dibujar, ni de escribir. Pero bueno, hoy encontré la inspiración para dibujar.