Cuando pareces tranquila pero por dentro piensas que todo está fracasando.

Este dibujo lo hice rápido antes de salir de la oficina, casi olvido firmar y no le puse tilde a “que”.