Escaso amor me das hoy.

Veo desde aquí los restos miserables de tu Dios.