Los caníbales esperan por nosotros;
Temerosos nos acodamos las pocas prendas que llevamos encima,
Putas baratas es lo que hoy somos,
Llenas de mil porquerías, sucias y solas;
Condenadas a la muerte,
Dedicadas a la labor sin beneficio.