Todos los pecados un día se los pagará,
La justicia Divina al final de cuentas llegará.
La corrupción su precio exigirá,
Tu querido indefenso caerás,
Yo suave niña de temor lloraré.
Todos moriremos,
Tú conmigo,
Yo contigo.

Las amenazas ahora de nada sirven,
Las fragancias falsas de perfumes continúan.

Indefenso te escondes,
Temerosa te lloro.

Dios, dame paz.
Suplico al viento.

Hoy alguien ha de morir,
Pienso sin contenerme,
Temerosa lloro mil veces más,
Indefenso quieres escapar.