No pretendo ser indolente, pero hay cosas que me mueven más que otras.