Creo que a todos nos llegan ese día, o esos días, en los que piensan que todo es caos, que el mundo es avanza muy rápido a su alrededor y no saben cómo detenerlo. Esa extraña sensación de no saber a dónde ir, de no entender si lo que se está haciendo te llevará a algún lugar o si te llevará al lugar al que quieres llegar. Esa sensación que nos hace creer que los problemas, las responsabilidades y los miedos nos aplastan, nos paralizan.
Y eso es exactamente lo que nos ocurre, nos quedamos paralizados mirando como las horas avanzan, como no tenemos sueño, no tenemos ideas, ni ganas.

Así es como me he sentido desde hace un par de días, y sin ganas de dibujar. Pero es un nuevo día y si no tengo ganas de nada, es momento de de crear esas ganas y empezar de nuevo.

Espero que ustedes tengan un maravilloso día y recuerden que pueden cambiar como se ve su realidad.