Hola soledad, que bonitos son los momentos contigo.

Hace unos años atrás no soportaba la soledad, me había inventado que estar sola significaba que no le importaba a nadie y que no era valiosa. Pensaba que el valor de las personas dependía de la cantidad de personas que tuvieran a su alrededor.

Pero luego empecé a trabajar en mi misma, en mis pensamientos y sentimientos. Aprendí a sentirme bien con la soledad, a estar bien conmigo misma. Convertía los momentos de silencio y abstracción mis mejores amigos.

FacebookTwitterInstagram