“Cuando, entre tantas personas,
me puse a pensar sola mil palabras que antes no hubiera sido capaz cavilar,

Cuando recordé cuentos,

Cuando recordé historias.
Cuando tome entre mis manos jóvenes mi pasado y lo empecé a amar con todas las fuerzas de mi corazón”
“Para ambas que en un extraño momento se convirtieron en una sola”

Martes, 23 diciembre 2008

Viviendo con el corazón: Maldita traición.
Ahora solo quiero la verdad.
Miércoles 24 diciembre 2008

La libertad de nuestros sentidos,
La placida agonía de la soledad,
De esta soledad que solos nos hemos dado,
Que solos nos hemos impuesto.
Soledad que nos resignamos a amar,
A vivir,
A sentir sin un pequeño rastro de piedad,
Sin piedad para nuestro iluso corazón.
Hoy vivimos la vida con locura y pasión,
Con ternura ingenua,
Con lujuria desbordante,
Con autoridad.
Mi existencia es mía;
Querido mundo,
Para ti son mis agonizantes suspiros,
Mis lamentos que se alejan.
Soy quien soy,
Soy fuerte por ti,
Por ti que te has dado a mi,
Por ti que me has dado la oportunidad de ser feliz.
Conozco hoy entonces el sentido de mi latir,
Mi estúpido latir que no entendía.
El latir de la tierna que me dio la vida,
El latir de la sangre que corre,
El latir de esa sangre pura que se alejo,
Y tus ojos bellos con ella,
Y tus ojos tiernos con ella.
Donde estas ahora tierna mía?
Amándome, siempre dirás.
Quizá no acepte la realidad,
Yo necia e inmadura.
Quizá no me resigne a amarme sin mas,
Yo ingenua que si te amo me debo amar.
Por ti es todo, tierna mia,
Por ti que me dejaste vivir sin preguntar.
Me diste lo que mas valorabas,
Y ahora a mi que me toca dar?
Daré mi alma por las sonrisas,
Daré mis manos sin más,
Manos creadoras de belleza,
Manos creadoras de abismos sin igual.
Por tu sonrisa dare mis lagrimas,
Po tus lagrimas debería aniquilar.
Tierna mia,
Corazón sin juicio.
En ti, señora poderosa me complazco mas,
En ti tierna dictadora puedo notas imposibles entonar.
Voy tras de ti,
Y para tocarte mis ideas obtusas debo relegar.
Para acercarme a ti mis lamentos sin sentido quemar,
Tu que por mi lo diste todo, y aun mucho mas.
No pensaste en ti querida tierna,
Y tus preciosas manos fuiste capaz de entregar.
Y el mundo entero te necesita;
Tu fuerte que me intentas mostrar como amar.
Escucho tu voz tan distante,
Tan próxima y me regocijo más.
Vuelves a mi pequeña fantástica,
Vuelves a nacer en esta insensata sociedad.
Quien entendería tu amor sin medida,
Nadie jamás.
Mundo frívolo que no conoce nada,
Estúpidos que no saben que es amar.
Y sigo hablándome a mi misma una y otra vez mas,
De ti me hablo tierna.
Para entenderme a mi misma,
Para aceptar porque amar a los demás.
El viento corre furioso nuevamente hacia mi,
Me incita a volar sin ti,
A correr por el,
A ser por el.
¿Y a quien debería escuchar yo entonces bella?
A ti hermosa,
Solo a ti,
Todo por ti.