(4 de Diciembre de 2008)

Hoy,
Sentada aquí,
No soy la misma de siempre,
Y no lo volveré a ser jamás.

Hoy aquí, he perdido tanto,
Y aún no lo puedo olvidar.

Y él allá,
Tan tranquilo,
Tan insensible.
Le pregunto a él una y otra vez porque no lo debería detestar,
Detéstalo,
La voz de siempre me dice.

Cumpliendo mis fantasías de destrucción,
Cumpliendo mis deseos de dolor.

Sólo espero haber teñido su piel,
Así como él fue capaz de teñir la mía.

Sólo deseo que sus ojos vean lo que yo.