Saltar al contenido

¿Cómo funciona la memoria después de una ruptura?

Cuando la relación de 4 años con “El Hombre”* terminó me propuse olvidar lo sucedido, los sentimientos, olvidarnos. Quería raspar con una cuchilla las paredes de mi mente y eliminar todo rastro del espacio que ocupó. Creía que pensarlo me sumergiría en un estado depresivo del que no saldría. Pero a pesar de intentarlo sí la pasé mal y durante un tiempo no supe cómo salir. Me negaba a experimentar lo que estaba sintiendo.

Canción sugerida: Que no quede huella – Bronco

Continue Reading →

Retrato de una relación Tóxica

*Este es un post que escribí en septiembre para el blog español Sex Love Luck.

A los 18 años me creía ganadora de la lotería: salía con el prototipo de rockerillo rebelde con el que casi todas las chicas han soñado estar. Aquella relación duró cerca de 4 años y fue lo más cercano a ser atropellada, cada noche, por un camión.

Muchas veces me encontré cuestionando nuestro noviazgo: «¿es verdad lo que dijo?¿estará con otra? ¿qué debo hacer para que me prefiera? ¿qué tienen ellas que me falte? ¿algún día un hombre “bueno” se fijará en mí? ¿quiero compartir el resto de mi vida con él?» o, más simple: «¿por qué sigo en una relación con él?»

Corrían mis 19 años cuando descubrí a “mi novio” teniendo amoríos con una larga y diversa lista de mujeres, pero a pesar de sentir paranoia y desconfianza continuaba aferrada a él. Había mal aprendido de historias románticas que para amar a alguien se requiere “luchar” y cómo las mujeres perseverantes logran “transformar” al hombre patán e infiel en un príncipe azul.

Hicieron falta 3 años para entender lo insano que es justificar la infidelidad en los “errores” de la pareja. Y necesité muchas malas noches para reunir valor y aceptar la miseria que me producida su compañía.

Los malos momentos eran más comunes que los recuerdos divertidos. Me daba vergüenza hablar de mi relación amorosa con otras personas porque sabía lo tortuosa, dramática y humillante que era. Comprendía que este muchacho impulsivo e impredecible estaba predispuesto a fallar.

Durante las noches “buenas” las bromas sarcásticas se convertían en gritos; ambos intentábamos ganar la batalla a costa del otro. En los días malos él se hartaba de mi incredulidad, sus mentiras de preescolar habían perdido efecto; y lleno de ira daba media vuelta, agarraba un taxi y se marchaba.

A pesar de las situaciones desesperantes tenía miedo a alejarme y perder los beneficios de su compañía, la soledad parecía ser peor consorte. Me había convencido que existían muy pocas posibilidades de encontrar a alguien mejor. Era adicta a librarme de la culpa de nuestros problemas justificando que mis errores eran consecuencia de sus infidelidades y mentiras.

Me faltaba sentido común y madurez para entender que el amor, el respeto y el compromiso deben estar presentes como pilar en la dinámica de pareja, y que sin ellos, la convivencia entre ambos iba apresuradamente hacia un precipicio.

Pasaron muchos años hasta que fui capaz de ver todas las banderas rojas que mi relación lanzaba frente a mi rostro.

Con estas señales, ¿cuánto tiempo te hubiera tomado entender que estabas en una relación tóxica?

Sígueme

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Thanksgiving

Canción sugerida: Gracias a la Vida

El agradecimiento nos hace grandes, el agradecimiento nos libera. Agradecer nos recuerda donde estamos, nos ayuda a conectar con las cosas positivas que tiene nuestra vida. Porque muchas veces solo nos enfocamos en lo que no nos gusta, en lo negativo y esa venda nos condiciona a creer que TODO en nuestra vida está mal.

Continue Reading →

Confusión amorosa, cuando no sabes a quién quieres

Juan está confundido, pero Juan no se da cuenta que su ir y venir arrastra a Pepita a su abismo existencial. Un día terminan, al siguiente vuelven. Juan le coquetea a otras chicas y aún no está seguro si quiere pasar el resto de su vida con Pepita o si quiere ir a Las Vegas y flirtear con una conejita de Playboy.

¡DÉJATE DE NIÑERÍAS JUAN!

Si te encuentras en una situación así te doy algunas recomendaciones:

  1. En primer lugar no seas egoísta, si estás cayendo en un hoyo negro de confusión no te lleves contigo a las personas que te rodean.
  2. Toma un tiempo para ti mismo, piensa, encuentra tu camino. ¿Qué es lo que quieres? ¿A dónde quieres ir? ¿Con quién deseas estar? El análisis de tus propios deseos y descubrir lo que realmente anhela tu alma te dará la pauta para saber que hacer o donde ir.
  3. Cuando tengas claro qué quiere y TE entiendas a ti mismo podrás habar con las personas involucradas y contarle las decisiones que has tomado.

Nota: Juan es un personaje ficticio. No conozco a una persona que esté a punto de viajar a Las Vegas para coquetear con conejitas. Pero esto muy bien podría estar pasando en algún lugar. O también usted podría ser nuestro querido amigo Juan.

Facebook – Instagram – Ko-fi – Society6

Modelos tóxicos de amor

A todos nos llega el momento de despertar.  Aprendemos a reconocer los patrones tóxicos y entendemos que no todo lo que vemos o leemos es un modelo a seguir, ni una verdad escrita en piedra. Comenzamos a dudar si lo que creíamos es verdad, o si lo que aprendimos tiene razón.

Cada uno escoge la realidad que vive. 💪⭐

03-Nov_Historias-Amor_02

FacebookTwitterInstagram

Feliz cumpleaños a nosotros

Un día como hoy, hace 28 años mi novio y yo nacimos. Esta es un pequeño cómic contando la historia de nuestro cumpleaños.

A %d blogueros les gusta esto: