Los sonidos suaves nos envuelven,
Mi piel como magnética de la tuya, te busca.
Tu piel atraída por la mía le corresponde.
Juntos en un segundo que parece eterno.
Suspiro.
Los olores son mágicos,
Las sensaciones enloquecen nuestros sentidos.
No hay cura para esto;
No hay enfermedad más placentera.
Con miedo,
Con duda.
Tu cuerpo tiembla,
Mis ojos se alejan de ti.
La lluvia cae,
El canto mágico de las aves empieza.
Por ti,
Por mí.
El canto suave nace de ti,
De mi voz,
De ambos.
¡Vivaz!
Entonces siento pánico,
Yo, precursora de lo indecible.
En un instante que parecía eterno,
En una eternidad que no dura mucho.
Suspiro.
Un beso loco,
Descarriado.
Mis lágrimas caen sobre tu rostro,
Tan cerca, ambos, de la vida,
Tan cerca, ambos, de morir.
Del fin que el mundo nos hubiera mostrado.
Silencio.
Tú tan cálido mirando el mundo,
Yo tan roja mirando la flor.
Juntos por un instante,
Juntos durante una vida.
Sin que alguien nos separe,
Sin que algo me detenga.
Tú me detienes,
El tiempo se duerme un instante.
Adiós.