Saltar al contenido

Apatía | Cómo salir del bache

Algunos días me siento como un punto gris aislado del mundo colorido, sin ganas o motivación para hacer cosas, desarrollar proyectos, ilustrar, salir con personas o salir a lugares. Algunas veces siento que no pertenezco a ningún lugar. Pienso que no hay un sitio para mi.

Continue Reading →

Abrazar la soledad

Hola soledad, que bonitos son los momentos contigo. De vez en cuando pienso en esto y me sorprendo a mi misma.

Hace unos años atrás no soportaba la soledad. Me desesperaba, me sentía ansiosa, angustiada cuando estaba sola, cuando no tenía con quien hablar o cuando nadie respondía mis mensajes.

Me había inventado que estar sola significaba que no le importaba a nadie y que no era valiosa. Pensaba que mi valor como ser humano dependía completamente de la cantidad de personas que tuviera a mi alrededor, la cantidad de admiradores, seguidores, amigos, personas a quien contarle cosas y que me podrían responder.

Luego comencé a trabajar en mi misma, en mis pensamientos y sentimientos. Fue un proceso largo (y aún no termina) y en este tiempo he aprendido a sentirme bien con la soledad, a estar bien conmigo misma.
Aprendí a transformar los momentos de silencio y la abstracción en mis mejores amigos.

¿Cómo aprender a estar solo?

Aquí te dejo unos consejos de las cosas que me han servido para aprender a estar sola, y para disfrutar el tiempo conmigo misma.

  1. Busca alguna actividad que puedas hacer solo y disfrutes: Empieza haciendo una lista de todas las actividades que se te vengan a la cabeza que una persona puede hacer sin otros.
  2. Anota todos los beneficios de estar solo: Una lista con todos los beneficios de pasar tiempo a solas te ayudará a tener perspectiva sobre esto. Puedes comenzar
  3. Analiza qué es lo que más te da miedo de estar solo: Así fue como empecé a curarme, entendiendo qué era lo que me daba miedo, y lo que quería repeler. Sabiendo empecé a trabajarlo para sanarlo.

Sígueme

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

¿Cómo funciona la memoria después de una ruptura?

Cuando la relación de 4 años con “El Hombre”* terminó me propuse olvidar lo sucedido, los sentimientos, olvidarnos. Quería raspar con una cuchilla las paredes de mi mente y eliminar todo rastro del espacio que ocupó. Creía que pensarlo me sumergiría en un estado depresivo del que no saldría. A pesar de intentarlo sí me deprimí y durante un tiempo no supe cómo salir. Me negaba a experimentar lo que estaba sintiendo.

Canción sugerida: Que no a quede huella – Bronco

Continue Reading →

Retrato de una relación Tóxica

*Este es un post que escribí en septiembre para el blog español Sex Love Luck.

A los 18 años me creía ganadora de la lotería: salía con el prototipo de rockerillo rebelde. Aquella relación duró 4 años y fue lo más cercano a ser atropellada, cada noche, por un camión.

Muchas veces me encontré cuestionando nuestro noviazgo: «¿será verdad lo que dijo?¿estará con otra? ¿qué debo hacer para que me prefiera? ¿qué tienen ellas que me falte? ¿algún día un hombre “bueno” se fijará en mí? ¿quiero compartir el resto de mi vida con él?»Continue Reading →

Thanksgiving

Canción sugerida: Gracias a la Vida

El agradecimiento nos hace grandes, el agradecimiento nos libera. Agradecer nos recuerda donde estamos, nos ayuda a conectar con las cosas positivas que tiene nuestra vida. Porque muchas veces solo nos enfocamos en lo que no nos gusta, en lo negativo y esa venda nos condiciona a creer que TODO en nuestra vida está mal.

Continue Reading →

Confusión amorosa, cuando no sabes a quién quieres

Juan está confundido, pero Juan no se da cuenta que su ir y venir arrastra a Pepita a su abismo existencial. Un día terminan, al siguiente vuelven. Juan le coquetea a otras chicas y aún no está seguro si quiere pasar el resto de su vida con Pepita o si quiere ir a Las Vegas y flirtear con una conejita de Playboy.

¡DÉJATE DE NIÑERÍAS JUAN!

Si te encuentras en una situación así te doy algunas recomendaciones:

  1. En primer lugar no seas egoísta, si estás cayendo en un hoyo negro de confusión no te lleves contigo a las personas que te rodean.
  2. Toma un tiempo para ti mismo, piensa, encuentra tu camino. ¿Qué es lo que quieres? ¿A dónde quieres ir? ¿Con quién deseas estar? El análisis de tus propios deseos y descubrir lo que realmente anhela tu alma te dará la pauta para saber que hacer o donde ir.
  3. Cuando tengas claro qué quiere y TE entiendas a ti mismo podrás habar con las personas involucradas y contarle las decisiones que has tomado.

Nota: Juan es un personaje ficticio. No conozco a una persona que esté a punto de viajar a Las Vegas para coquetear con conejitas. Pero esto muy bien podría estar pasando en algún lugar. O también usted podría ser nuestro querido amigo Juan.

Facebook – Instagram – Ko-fi – Society6